Estudio Obras André Luis

Hace unos pocos años comenzamos los estudios sobre la obra de André Luiz, libros psicografíados por el apóstol del Espiritismo Francisco Cándido Xavier. Estamos convencidos que estas obras complementarias no se apartan de la Doctrina impulsada por Kardec y siguen siempre los postulados evangélicos que Jesús nos trajo a toda la Humanidad.

No debemos ver en estos libros simplemente las descripciones que André nos hace del mundo espiritual, si no ir más allá. Lo primero que este amigo nos cuenta, es que al abandonar el mundo material vamos a enfrentarnos a nuestra propia conciencia. Pues bien, a través de este estudio podemos ir reflexionando sobre quienes somos en realidad. Debido a la cantidad de situaciones que describe André y a las explicaciones y disertaciones de los mentores que va conociendo, mediante esos casos que nos sirven de ejemplos, nos impulsan a tomar conciencia del esfuerzo y la lucha que debemos mantener, para ir explorando y desarrollando las infinitas potencialidades que todos tenemos para ir en busca de la plenitud. Recordándonos también que nunca nos encontramos solos, pues cómo hijos que somos de Dios, esa Fuente Inagotable de Amor, nunca nos abandona.

Por ello os animamos a que nos acompañéis en este estudio tan interesante y dinámico, en el que cualquiera puede expresar los que entiende y siente a través de esas páginas repletas de sabiduría que tanto nos enriquecen.

Estudio de Obras Básicas

El Estudio de las Obras Básicas nace de la necesidad de ofrecer, a aquellas personas que llegan al Centro Espírita sin un conocimiento básico del Espiritismo, así como también a aquellos otros que desean profundizar en el Estudio de las Obras fundamentales o Pentateuco, codificadas por Allan Kardec, un espacio para que conozcan en profundidad los postulados espíritas.

Los objetivos para este estudio son:

  • Acoger a los interesados en el Estudio del Espiritismo con base en el Evangelio.
  • Atender a las personas en sus dudas inmediatas al respecto del Espiritismo.
  • Facilitar la integración y la fraternidad entre los participantes.
  • Destacar la necesidad y la importancia del Estudio serio de las Obras Básicas, estimulando a los participantes a dar continuidad a sus estudios en otros cursos.
  • Facilitar la comprensión y asimilación de los conceptos básicos.
  • Ofrecer reflexiones sobre la realidad espiritual del ser humano.
  • Hacer comprender la necesidad de vivenciar los postulados de nuestra querida Doctrina de manera que tengan un impacto en nuestro día a día.

El Estudio de las Obras Básicas, empezando por el Libro de los Espíritus tendrá lugar los jueves de 20 a 21h, en el Aula Virtual del CELD.

Semillas del Futuro

”Es por la Educación, más que por la Instrucción, que se transformará la Humanidad.”

Allan Kardec. Obras Póstumas.

El Proyecto Semillas del Futuro nace en el seno de nuestra institución en el año 2012.

El objetivo principal que nos marcamos, fue buscar de un modo amplio, y a la luz de la Doctrina Espirita, atender a las necesidades primordiales de los niños, jóvenes y de la familia, teniendo muy presente, que el Espiritismo tiene un carácter eminentemente pedagógico. No sólo porque su fundador, Hippolyte Léon Denizard Rivail, después Allan Kardec, haya sido un gran educador francés, seguidor de la propuesta de Pestalozzi, su maestro, sino porque la base de la filosofía espírita es una propuesta de educación del espíritu.

Desde un punto de vista espírita, la educación no comienza en la cuna ni termina en la tumba, sino que antecede al nacimiento y transciende a la muerte del cuerpo físico. Es una acción constante, ininterrumpida, que ayuda a modificar a los seres, ayudándolos en la escalada evolutiva, rumbo a la perfección, en la estela infinita del tiempo.

Con base en estas informaciones, han sido establecidos como objetivos de la

Educación Espírita:

  • Promover la integración del niño/joven/adulto: consigo mismo, con el prójimo y con Dios;
  • Proporcionar el estudio: de la ley natural que rige el Universo; de la “naturaleza, origen y destino de los Espíritus, así como sus relaciones con el mundo corporal”;
  • Ofrecer la oportunidad de percibirse como: ser integral, crítico, participativo, heredero de sí mismo, ciudadano del Universo, agente de transformación de su medio, rumbo a toda perfección de que es susceptible.

Educar, pues, dentro de la concepción Espírita no es solo ofrecer los conocimientos del Espiritismo sino envolver al educando en una atmósfera de responsabilidad, de respeto a la vida, de fe en Dios, de consideración y amor a los semejantes, de valoración de las oportunidades recibidas, de trabajo constructivo y de integración consigo mismo, con el prójimo y con Dios.

Este proyecto adopta los siguientes pensamientos, directrices y conceptos

como premisas para todas sus actividades:

  • La Educación es el medio por excelencia para la intervención social;
  • La Educación Espírita considera al Hombre Integral, en los cuatro niveles energéticos: espiritual, mental, físico, emocional;
  • La Educación Espírita adopta el modelo pedagógico de la Doctrina Espírita, dirigido a la Educación del Espíritu Inmortal y a su autonomía intelectual y moral;
  • Somos todos educadores por la capacidad de influencia mutua, no importando el papel que desempeñamos en el contexto general – sin esa convicción no se puede pensar en la educación como un proceso viable;
  • El objeto de la Educación es el Hombre y éste, en cualquier posición o condición que se encuentre: piensa; crea y reconstruye el mundo; altera puntos de vista; inventa el futuro; es un ser ético y comprometido, libre y auto determinado;
  • Los programas y actividades valoran los contenidos que estimulen el pensamiento constante, el ser y el hacer contextualizados, con foco en el auto-desarrollo del ser humano.

Foro Espírita

Foro Espírita es un espacio para el estudio y debate sobre las proposiciones de la Doctrina Espírita en sus aspectos científico, filosófico y moral. Intenta propiciar el diálogo y el entendimiento entre los espíritas, buscamos la unión pero entendiendo la diversidad de criterios, interpretaciones y puntos de vistas como un valor a defender y como catalizador del progreso.

Ciencia y Filosofía de consecuencias morales – dijo Kardec. El Espiritismo busca la transformación del espíritu partiendo del espíritu. Ciencia y Filosofía Espíritas carecen de sentido sin su vulgarización y los espíritas estamos, o debemos estar, comprometidos con ello. El Espiritismo posee potencias liberadoras no solo para el individuo, también para la colectividad.

Logo Foro Espírita

Los Espíritas estamos divididos porque algunos de entre nosotros se consideran embajadores de la verdad y se arrogan la autoridad de decidir en base a sus propios criterios qué es espiritismo y qué no, quién es y quién no es espírita. Nosotros hoy declaramos que el espiritismo es la convicción fundada sobre hechos observables de la existencia en el hombre de algo más que materia, la existencia del espíritu, que este es anterior a la concepción del cuerpo y sobrevive a su muerte y que el cuerpo no es cárcel sino instrumento para nuestro progreso.

Nosotros hoy declaramos que todos los hombres y mujeres convencidos de esta verdad son espíritas y han de recorrer juntos el largo camino de la ciencia y la filosofía, el camino del progreso individual y social en sus aspectos morales e intelectuales. Declaramos que juntos, no significa que siempre estaremos de acuerdo, incluso puede que no estemos de acuerdo en nada por un tiempo, pero no estamos dispuestos a renunciar a permanecer juntos.

Sin diálogo no hay consenso ni entendimiento posible. Repetimos, Foro Espírita es un espacio para el diálogo entre espíritas y quizás entre estos y el mundo que le rodea.

¿Quién era León Denis?

Leon Denis nació el 1 de enero de 1846 en Foug en el seno de una familia humilde, hijo de José y Ana Lucia Denis, la situación familiar determinó que tuviera que empezar a realizar trabajos a muy temprana edad, apreciando así, más aún si cabe, el tiempo que le restaba una vez terminadas sus tareas, aprovechando el mismo de forma intensa en el estudio y desarrollo intelectual, circunstancias que le convertirían en un riguroso, serio e importante autodidacta.

La inquietud del joven Leon Denis le hacía desear viajar y conocer mundo, lo que consiguió con un trabajo de representante comercial a la temprana edad de 18 años, visitando así numerosos países en Europa e incluso en África. También bebía las aguas por la música, le apasionaba y asistía con frecuencia a eventos musicales e incluso realizó sus propias composiciones. Persona muy avanzada para su época, de niño no atendía a juegos o distracciones propias de su edad, por el contrario estudiaba y desarrollaba su inteligencia con ocupaciones formativas, adquiriendo cultura y conocimientos muy bastos e importantes; y de joven, sus gustos y dedicaciones fueron incrementándose por la música, la lectura y el conocimiento en general, con costumbres saludables, sin fumar, prácticamente vegetariano, y cuidando no solo su intelecto sino también su cuerpo.

Ávido de conocimiento el joven Leon Denis en 1864 encuentra, en una de sus continuas visitas a las librerías, un ejemplar de la obra de Allan Kardec “El Libro de los Espíritus” que le hizo manifestar que encontró en aquel libro la solución clara, completa y lógica, al problema universal, disipando la doctrina espirita toda su indiferencia  e incertidumbres. Por aquellas fechas las mesas parlantes y giratorias estaban de moda en Francia, lo que determinó a Leon Denis, también de forma autodidacta a experimentar y estudiar dichos fenómenos, llegando a desanimarse por no contar con los resultados en el tiempo esperado, concluyendo que los espíritus exigían madurez y perseverancia antes de revelar sus misterios.

En el trienio inmediatamente anterior a 1870 tuvo la oportunidad de conocer y escuchar a Allan Kardec, en su diversas visitas a Tours, quedando grata y altamente impresionado. A su vuelta de la guerra, que tuvo lugar por la invasión germana, empezó a asistir a sesiones y desarrollarse mediumnicamente, combinando la practica mediumnica con conferencias, charlas, continua enseñanza y trabajo a favor de los postulados de Allan Kardec por lo que fue conocido como el apóstol del espiritismo. La labor divulgadora espirita se acentuó a partir de 1882 siendo sostenida, preservada y perseverada por el mismo a pesar de las continuas trabas y cortapisas que le pusieron los adversarios de la doctrina. “El por qué de la vida” y  cinco años después en 1890 “Después de la vida” fueron sus primeros libros, entre los que profirió un gran discurso en el Congreso Internacional Espirita celebrado en 1889. En 1903 se publica su obra “En lo invisible” donde se recogen sus experiencias de tantos años de práctica.

A pesar de sus graves problemas de vista, que no se solventaron a pesar de ser intervenido quirúrgicamente, consigue en 1911 publicar “El problema del Ser y del Destino” ayudado por asistentes que suplían su minusvalía visual. Prácticamente ciego, de 1922 a 1924, escribió los libros “El Espiritismo y el Arte” y “El Espiritismo y las cuestiones Sociales”. En   1927, el mismo año de su desencarnación escribió “El Genio Céltico y el Mundo Invisible”, y así desencarnó trabajando por la causa y doctrina espirita vaticinando que la misma sería la que daría contenido a la fe universal y a la religión de los próximos tiempos.

¿Quién era Allan Kardec?

Allan Kardec, este es el seudónimo de Hippolyte Léon Denizard Rivail,  nació en la ciudad de Lyon el  3 de octubre de 1804 y desencarnó  en París el  31 de marzo de 1869. Persona prolífica donde las haya, hijo de Jean-Baptiste, abogado y magistrado, comenzó sus estudios en Lyon y los completó en Suiza (instituto Pestalozzi) fue profesor, traductor -dominando al menos cinco idiomas- filósofo, escritor, pedagogo y codificador de la doctrina espírita que definió la misma como ciencia y filosofía. 

Con diecinueve años de edad ya realizó estudios sobre magnetismo y con apenas veinte ya se dedicaba a la enseñanza en Paris, en su propio instituto fundado sobre las bases y modelo de Pestalozzi y después en otras instituciones con las que compaginó actividades de contabilidad y de traducción, obligado por el devenir y las dificultades económicas de su vida.

Con veintiocho años de edad se casó con Amelia Boudet, institutriz, poeta, artista y fundamentalmente profesora y pedagoga que fundará la primera Escola Normal Leiga siguiendo el modelo de Pestalozzi, periodo en el que redactó numerosos libros sobre gramática, aritmética, enseñanza, etc.. vinculados a su condición de pedagogo y profesor.

En su madurez y cerca de los cincuenta años de edad llega a Allan Kardec noticias e informaciones sobre las mesas parlantes, giratorias, escritura automática, que le determinan a investigar, experimentar y fundamentalmente analizar estas experiencias de las que deductiva y empíricamente obtuvo la certeza de la existencia de los espíritus y de la posibilidad cierta de comunicarse con los mismos a través de médiums. Un estudio riguroso y exhaustivo le llevó a revisar, organizar, repasar y corregir la multitud de experiencias, comunicaciones, informaciones y documentos dando lugar a la publicación del Libro de los Espíritus en 1857, creando a continuación la Revista Espírita.

Es de su autoría, con la esencial cooperación de los espíritus, la codificación espirita, en la que se contiene los principios del espiritismo, El libro de los espíritus (1857), El libro de los médiums (1861), El Evangelio según el espiritismo (1864), El cielo y el infierno (1865), y la Génesis (1868), de las que se concluye de forma científica y razonada el poder y energía del amor como fuerza vital y universal que encuentra en la práctica de la caridad y la ayuda al prójimo la esencia,  medio y fin transcendental de la humanidad encarnada y desencarnada.

Espiritismo en España

El espiritismo en España tuvo su amanecer a mediados del siglo XIX, Andalucía, Levante, Cataluña y Madrid fueron las zonas geográficas donde inicialmente encontró acogida y permitió su desarrollo; movimiento que pronto tuvo gran acogida en la clase obrera, aunque primeramente fueron las clases nobles las que se interesaron por esta doctrina.

El espiritismo arriba en España en un contexto social que se debatía entre, una clase obrera muy denostada laboralmente, con verdaderas explotaciones, trabajos de niños, jornadas interminables (1850-60), y la próxima la revolución que tendría lugar años después en 1868; en esta situación José María Fernández Colavida, conocido como el Kardec de España publica en 1861 la traducción al castellano del “Libro de los Espíritus”, habiéndose publicado años antes, en 1857, el libro “Luz y verdad del espiritualismo”, que se centraba fundamentalmente en el análisis de los fenómenos y la existencia de  los espíritus, abordándose posteriormente a la luz de la codificación de Allan Kardec la razón de ser y el esencial alcance moral del espiritismo, siendo la caridad material y espiritual su quintaesencia.

En 1855 se estableció el primer centro espirita en España, fue en Cádiz, y tuvo su origen al hilo de la atracción que producía en la población los fenómenos y manifestaciones mediumnicas, que cada vez se propagaban más y más por Europa y América a partir de 1848 con los fenómenos de Hydesville, esta primera casa espirita en España fue disuelta en 1857 por las autoridades civiles de Cádiz. No obstante, el movimiento espirita era pujante y persistía fundándose cuatro años después en Madrid la sociedad espiritista española. Las presiones de los obispos se debate ante una pujante  libertad de cultos recién aprobada y consiguen a pesar de estar vigente dicha “libertad” una orden gubernamental que prohíbe los libros espiritas, que determinó el auto de fe de Barcelona en 1861, donde se quemaron mas de trescientos ejemplares de obras espiritas, de Allan Kardec y otros autores, escenificándose así el poder de los obispos católicos, que se reiteró en Madrid en 1867 quemándose por decreto del obispo de  esta ciudad otras obras espíritas.

Allan Kardec, refiriéndose a la quema de libros espiritas en Barcelona refirió que “Gracias a ese celo imprudente todo el mundo, en España, ha oído hablar ya del Espiritismo y querrá saber qué es; es todo lo que deseamos. Pueden quemar los libros, pero no quemarán las ideas; las llamas de las hogueras, lejos de apagarlas, las avivan. Las ideas, por lo demás, están en el aire, y no hay Pirineos bastante altos como para detenerlas; y cuando una idea es grande y generosa, encuentra miles de pechos listos para aspirarla”.

En 1868 se desencadena la revolución, conocida como “La Gloriosa”, a raíz de la que las ideas espiritas arraigan y se difunden de forma intensa por toda España, impulsadas más si cabe por los autos de fe de Barcelona y Madrid. La actividad y desarrollo espirita se intensifica por toda España, siendo tal el ímpetu y arraigo espirita en el seno de la sociedad española, que en el año 1873 en las cortes constituyentes de la primera republica se presentó una enmienda a la Ley de Educación para incluir el estudio del espiritismo en la enseñanza oficial, siendo lo más relevante la justificación de la enmienda, que no fue otra que la reforma moral de la sociedad. José María Fernandez Colavida, el vizconde Torres Solanot Casas, Amalia Domingo Soler, Miguel Vives, entre otros, son insignes espiritas españoles de aquella época en la que se crearon numerosas casas espíritas, federaciones regionales y a nivel nacional, se celebra en Barcelona el primer congreso espira internacional en 1888, y en 1892, ahora en Madrid, se celebre un nuevo e histórico congreso internacional. La voluntad de cohesión y unificación internacional del espiritismo tuvo en España gran fuerza y fundamental empuje, insistiendo incluso en 1922 en Londres, con ocasión de la celebración de un congreso internacional, en la creación de una Federación Espirita Internacional proyecto que cuajó al año siguiente en Bélgica. En 1934 el Congreso Espiritista Internacional en su quinta edición tuvo lugar nuevamente en Barcelona, evento que marcó un hito histórico a nivel mundial. La guerra civil española marcó gravemente al espiritismo en España, al que desplomó temporalmente, resurgiendo con fuerza nuevamente de forma coyuntural con la democracia y libertades que se recuperaron para España con las primeras elecciones democráticas celebradas el 15 de junio de 1977.

Estudio Sistematizado de la Mediumnidad

“…se dictará un curso regular de Espiritismo, con el fin de desarrollar los principios de la ciencia y difundir la afición por los estudios serios (…). “

Allan Kardec. Obras Póstumas. Proyecto 1868

El Curso de Estudio y Educación de la Mediumnidad está basado en dos fundamentos básicos, que constituyen sus informaciones en la práctica mediúmnica:

a) Conocimiento doctrinario, extraído de las obras espíritas, codificadas por Allan Kardec, y de las complementarias a estas, de autoría de Espíritus fieles a las orientaciones de la Doctrina Espírita

b) Conducta espírita, ética y moral, según las orientaciones de Jesús, contenidas en el Evangelio.

Sus directrices, como no puede ser de otra manera, están fundamentadas en Kardec y en Jesús, comprendiéndose que la práctica mediúmnica sin la orientación doctrinaria espírita no conduce a los objetivos propuestos para el Curso.

Teniendo presente que la mediumnidad no basta por sí sola, es necesario, tal y como el ilustre Codificador nos recomienda, el estudio criterioso, el trabajo en la reforma moral, la perseverancia en el trabajo y la paciencia en la espera de los resultados que de ellos sobrevendrán.

La meta mayor del médium, como la de los espíritas en general, es la perfección, es la plenitud espiritual, de ahí la relevancia de los esfuerzos que el médium, debe hacer en su reforma moral, vivenciando diariamente las enseñanzas y las exhortaciones de Jesús, tornándose un instrumento de paz y equilibrio de los Espíritus del Señor.

Es muy importante señalar y dejar manifiestamente claro, que la realización de estudios espíritas en cursos específicos, como este de la mediumnidad, no siempre indica que las personas estén en condiciones de participar en grupos mediúmnicos. Esto es porque, además de la capacitación doctrinaria, es necesario que el participante presente también condiciones espirituales y psicológicas para el desempeño de la tarea mediúmnica.

El Estudio Sistematizado de la Mediumnidad o Curso de Estudio y Educación Mediúmnica, se realiza en nuestra Aula Virtual los viernes de 19:30h a 21:00h

Estudio Sistematizado de El Evangelio según el Espiritismo

 «La lección del Evangelio consuela y aclara, anima y honra a quienes la reciben, pero si no se usa, es inútil».

Xavier, Francisco Cândido. Del espiritu Enmanuel. Cosecha de médiums. FEB. CAP 72.

Palabra derivada del griego “euaggélion”, el Evangelio significa “buena noticia” o “buena y feliz noticia”, buena noticia. Y esta auspiciosa novedad tiene que ver con las enseñanzas y los ejemplos de Jesús.

En esencia, el Evangelio representa el más alto código de conducta ética que existe en la humanidad. Fuente de preceptos morales, su contenido nos apunta al camino de la sabiduría y la paz, del progreso espiritual, que orienta nuestra vida y aspiraciones. El profundo significado de todas las parábolas del Evangelio nos permite tener un contacto más directo con nuestro ser más íntimo y con Dios y una percepción más amplia del verdadero significado de la Vida.

El Espiritismo no trae una moral diferente a la de Jesús, pero lanza una nueva comprensión de sus enseñanzas y se basa en ellas. En 1864, Allan Kardec publicó El Evangelio según el Espiritismo, trayendo la explicación de varios preceptos morales dejados por Cristo, sin embargo, en línea con el Espiritismo, así como su aplicación a las diferentes circunstancias de la vida. La propuesta de esta obra sigue siendo de gran importancia por la profunda renovación moral que sugiere.

Este estudio de realiza en nuestra Aula Vitual los viernes, de 18:00h a 19:00h. La asistencia es libre.

Estudio Sistematizado de la Doctrina Espírita

“…se dictará un curso regular de Espiritismo, con el fin de desarrollar los principios de la ciencia y difundir la afición por los estudios serios (…). “

Allan Kardec. Obras Póstumas. Proyecto 1868

El Estudio Sistematizado de la Doctrina Espírita (en lo sucesivo ESDE) es un completísimo curso gradual y secuencial de aprendizaje ya que que la adquisición del conocimiento doctrinario debe seguir el método indicado por el propio Codificador, según lo expresan estas palabras suyas:

“Agreguemos que el estudio de una doctrina, como la Doctrina Espírita, que nos introduce de súbito en un orden de cosas tan nuevo como importante, sólo puede ser realizado con provecho por hombres serios, perseverantes, libres de prejuicios y animados por la firme y sincera voluntad de arribar a un resultado. No podemos aplicar esos calificativos a quienes juzgan a priori, apresuradamente, sin el conocimiento necesario; aquellos que no dan a sus estudios la continuidad, la regularidad ni el recogimiento indispensables. (…) La característica de un estudio serio es su continuidad (…) Quien desee llegar a ser versado en una ciencia debe estudiarla metódicamente, comenzar por el principio y acompañar el eslabonamiento y desarrollo de las ideas.”

El Libro de los Espíritus. Introducción. Ítem. VIII.

Siendo así, el curso del Estudio Sistematizado de la Doctrina Espírita – ESDE – ofrece una visión panorámica y doctrinaria del Espiritismo fundamentada en el orden secuencial de los temas que constan en El Libro de los Espíritus.

El objetivo fundamental de este Curso, es propiciar las condiciones para estudiar el Espiritismo en forma seria, regular y continua, sobre la base de las obras codificadas por Allan Kardec y el Evangelio de Jesús.

Las clases semanales, tienen lugar los jueves a las 18h, en el Aula Virtual del CELD.